12.6.14

La verdad sobre el caso Harry Quebert...


Llegó a mí por casualidad, empecé a leerlo pensando que leía otro tipo de libro...yo, lo he explicado mil veces, no soy crítico literario... me muevo en el "me gusta, no me gusta, este me gusta más..."
Es literatura traducida, que como siempre digo tiene el problema que lees la historia del escritor pero en el estilo literario del traductor...
Pero es una buena historia, sí, quizás con algunos giros excesivos de cara a la galería, quizás con algunos elementos tipo de la literatura de masas... pero qué quieren qué les diga...cuando un libro me atrapa, me entretiene y viaja conmigo a cualquier sitio (que fácil desde que Kindle apareció en mi vida...), es porque la historia me tiene enganchado.

Qué le vamos a hacer... soy vulgar, y me gusta la literatura que me entretiene, y lo mejor que me sorprende...porque cuando una historia que se supone de misterio se hace previsible... qué rollo! ¡Abro otro en el Kindle!

Bueno, saber que a la madre de L. también le gusta es una garantía, ¡cada vez coincidimos en más cosas!...incluso en nuestras dotes de detectives comarcales...

A mí el libro me ha gustado mucho, no se lo pierdan, o sí, piérdanselo y lean otro...¡Pero lean! Que en nuestro verano los días son muy largos...

Un saludo a tod@s.

Leer demasiados libros es peligroso.
Mao Tse-Tung (1893-1976) Estadista chino.


No hay comentarios: