16.8.17

Sapiens...

Qué tal? Hace mucho que no subo nada de libros aquí, ello es por distintos motivos, principalmente porque nada lo ha merecido.

No hace mucho me acabé éste que da título al post, y sólo puedo decir que me ha encantado de principio a fin.

Es un ensayo sobre el origen y evolución del Sapiens hasta nuestros días y como diría aquel...y más allá. Perfectamente escrito y de lectura fácil y amena. Altamente recomendable, para entender cómo somos, cómo nos comportamos y cómo hemos llegado hasta aquí.

Ya saben que mis post sobre libros son así de escuetos, si quieren "spoiler" no están en el sitio adecuado. Léanlo, esa es mi recomendación.

Un saludo a tod@s


Se puede confiar en las malas personas, no cambian jamás.
William Faulkner (1897-1962) Escritor estadounidense.

31.7.17

Mis cuentos XXVI: Al Alba...



Los nervios hacían que le cosquilleasen mariposas en el estómago como la primera vez que se besaron...
Lo tenía clarísimo: si le había bloqueado en Facebook y Whasapp ello no le iba a impedir que su mensaje le llegase. La conocía, la conocía lo suficientemente bien para saber cómo actuaría.
El resto del plan lo pudo ejecutar durante el día,  pero la traca final tenía que ser de noche y, tras pasar varias vigilando, había concluido que un poco antes de al Alba sería el momento ideal.
Costó,  costó bastante pero al final lo logró... ya sólo quedaba esperar que la mariposa cayese en la telaraña...
Despertó, miró por la ventana y esbozó una sonrisa kilométrica, la previsión meteorológica se había cumplido y hacía un día soleadísimo. Se puso sus mallas, los botines y su camiseta violeta favorita  (estaba arrebatadora  con ella, lo sabía y le gustaba)
Como siempre estiró dentro de casa, salió sin rumbo...cuando cruzó el umbral vió una flecha pintada en el suelo (de esas que se ponen cuando hay una carrera popular prevista) le pareció divertido  seguir esa dirección, a ver dónde le llevaban si continuaban apareciendo...
Se encontraba bien, no le dolía el dichoso talón  que tanto tiempo la había tenido sin correr... las flechas la llevaron hacia el río... ¡continuaban por el paseo paralelo al mismo! (con lo que le gustaba correr por ahí) ¡Qué suerte, al volver voy a buscar si aún está abierta la inscripción y si es posible la correré!
¡Pasar bajo los puentes me encanta!
De pronto las flechas comenzaron ¡A cambiar de color! Del blanco al malva suave hasta subir flecha a flecha la intensidad del violeta.
La expresión de Carmen era de curiosidad y felicidad absoluta...
Inesperadamente en el suelo no apareció una flecha sino que en violeta intenso estaba escrito: "AQUÍ ES LA META. MIRA EN EL SIGUIENTE PUENTE"
Levantó la mirada y del siguiente puente colgaba una enorme pancarta  violeta, no se leía lo que ponía puesto que estaba del revés, corrió,  ahora precipitadamente para rebasar el puente y tomar distancia como para leer la pancarta.
"Feliz cumple, Mariposa, aún TE QUIERO"
Carmen, se sentó, enterró la cara en sus manos y comenzó a llorar desconsoladamente.


Un saludo a tod@s

Tendré que soportar dos o tres orugas si quiero conocer a las mariposas.
Antoine de Saint-Exupéry (1900-1944) Escritor francés


6.7.17

Mis cuentos XXV: ¿Qué harías si no tuvieras miedo?




Piénsalo, ¿Qué te puede ocurrir ?
En realidad nada
Pues ya sabes... un paso atrás para coger impulso y a por ello...
Bueno, Ana, nos vemos el próximo día.
¿Son 80 igual que siempre,  Miguel?
Claro. Venga. Nos vemos dentro de dos martes.
...
Hola, Ana. ¿Lo hiciste?
Jajajjaja noooooo
¡Joder! Pero si tan importante es para ti...no puedes dejar que el miedo a las consecuencias  te ate. Tienes que marcarte un plazo y hacerlo
¿Lo harás?
Hoy va a ser Miguel. Te lo prometo
No. A mí no me prometas nada. Tu compromiso es contigo, no conmigo.
Vale, vale. Pues me prometo que hoy va a ser.
¡Eso es!
...
Bueno, Ana, nos vemos en dos martes.
(En ese momento Ana le dio un beso enorme). 
Un ojiplático Miguel exclamó:
¡Ana! ¡Que eres mi paciente!
Recibió por respuesta un beso aún más largo.
Es que me lo había prometido...
Ok
¿Cenamos juntos Hoy?
Vale



Un saludo a tod@s


No hay que tener miedo de la pobreza ni del destierro, ni de la cárcel, ni de la muerte. De lo que hay que tener miedo es del propio miedo
Epicteto de Frigia (55-135) Filósofo grecolatino





25.6.17

Menudo Teatro: A mí...no es fácil desanimarme...


El reto no fue pequeño:
"¡Queremos hacer una obra con texto!" y ella que nos tiene consentidos, y no nos dice a casi nada que no...pues recogió el envite...
Y allá que empezamos a bucear en la literatura e hicimos algunos escarceos con mayor o menor éxito...tardes de lectura...deberes para casa:
-Pues a mí éste me ha gustado, pero para hacerlo no...
-éste es más raro...
-éste tiene pocos personajes...

En ello los días fueron pasando y, por fin una tarde, Edi, nos trajo una lectura sobre la que venía ilusionada: Los figurantes de Sanchís Sinisterra.
En una primera lectura, nos gustó, nos pareció divertida... si hay algo sobre lo que hay consenso en el grupo es que queremos hacer pasar al público un buen rato.
La obra se puede analizar a fondo y tiene sus "dobleces" no es una comedia al uso llena de tópicos.
La verdad es que ha supuesto todo un reto, tanto personal de cada una como al grupo en global, en Menudo Teatro, hemos pasado en los últimos años de unos montajes "minimalistas" casi sin utillaje a uno en el que había tanto en el escenario y tantas personas al unísono que, a veces, era complicado actuar.
Un montaje muy "coral," una obra disparatada y divertida a la par, visualmente muy atractiva, con todos los personajes con pesos muy equilibrado, no hay protagonistas y secundarios, cómo iba a ser si no, en un montaje llamado "Los figurantes"

El grupo ha tenido fichajes, retornados y alguna incorporación en el último momento que nos ha salvado los trastos.

Como siempre, hemos tenido momentos de flaqueza, un año da para mucho, como siempre los últimos días pensábamos que no llegábamos al estreno, como siempre decíamos como los malos estudiantes el día del examen "con una semanita más", como siempre la mano magistral de Edi y la confianza del grupo en su liderazgo y buen hacer nos ha llevado a buen puerto.

Se sabe que el público es en su mayoría afín, amigos y familiares, pero ello no es óbice para que las críticas que hemos recibido hayan sido muy positivas. La obra ha gustado, ha entretenido y además el público ha valorado la dificultad del montaje para los que no dejamos de ser más que un taller de teatro.

El año además ha sido más que interesante,  como los buenos, hemos tenido bolos: Hemos actuado en la gala de entrega de los Premios de la PAD, hemos puesto en escena nuestro Teatro foro por el 8M (que ya se ha convertido en un clásico) o nuestra actuación en el I Festival de teatro y empoderamiento (ahí tiramos, como los profesionales, de fondo de armario...)

En fin, que la familia este año ha crecido estupendamente, que echamos de menos a las que, por un motivo u otro, no han podido estar y que como todos los años en esta fecha, antes de irnos en el último momento, Marina me dijo: "¡Ojú, Anastasio, qué veranito más largo ahora sin teatro!"

Ahora mientras, a esperar a ver si esta vez Europa... (shhh, que no se puede decir, que da mala suerte), bueno pues a disfrutar el verano, ansiosos ya por lo que traerá esa cabecita excepcional pensado para el próximo año.

Lo sabemos, sabemos que somos unos privilegiados, por formar la familia que formamos, porque se nos dé la oportunidad de divertirnos haciendo teatro y por tener a Edi al timón.

 ¡Qué ganas de volver a empezar!

Un saludo a tod@s


Si es absolutamente necesario que el arte o el teatro sirvan para algo, será para enseñar a la gente que hay actividades que no sirven para nada y que es indispensable que las haya.
Eugene Ionesco (1912-1994) Dramaturgo francés de origen 



11.6.17

Mis cuentos XXIV. El dinero y la felicidad...



Despertó, como siempre se levantó con un hambre atroz, fue al frigorífico, lo abrió, ante él se mostró un pasaje desolador: tres zanahorias, y un papel de york abierto. Se decidió por las dos zanahorias que tenían aún pinta de no ser radioactivas, el york y la tercera mejor no intentarlo.
- ¡Jo, qué buenas! Me encantan las zanahorias.  Un café estaría bien. A ver si a Lidia le queda en casa ahora cuando vaya a buscarla. ¿Y  a Leo cómo le irá con sus achaques? A ver si me paso pronto a verlo, ¡Ay, que ver parece imposible que seamos hermanos!
Despertó, como siempre había pasado una noche terrible, mejor no tomar nada hasta las 12,  fue al frigorífico.
-¿Un mango, quizás?  No, mejor nada hasta las 12. Qué acidez por Dios!  Creo que voy a empezar a tomar el jugo de aloe otra vez.
¿Y Juanito? ¡ Qué rollo de chico!  Ojalá algún  día asiente la cabeza...¡No sé cómo sobrevive! El pobre...


Un saludo a tod@s

No está la felicidad en vivir, sino en saber vivir.
Diego de Saavedra Fajardo (1584-1648) Diplomático y escritor español.


24.5.17

Mis Cuentos XXIII: Tiritando de frío...


- Señora, señora. Despierte, ¿Puede oírme?


- ¡¡Mi hijo!!...

- Tranquila, está a su lado.


Joder, cómo temblaban todos los cuerpos y cómo agradecían cuando se les cubría con las mantas, la verdad es que los grandes sentimientos: la pena, el odio, el amor, el agradecimiento, el miedo tienen un lenguaje internacional. No me era necesario saber árabe o lo que quiera que sea lo que hablaba aquella chica, no tenía aspecto de tener más de 25 o 26 años, para saber que había gritado buscando a su hijo cuando recuperó la consciencia y que me había entendido, puesto que al "tranquila, está a su lado" había respondido con una mirada de agradecimiento y apretando fuertemente la mano de aquel niño de 7 u 8 años.
El espectáculo alrededor era dantesco, gritos y órdenes por todos lados, cuerpos temblando, chorreando, tosiendo, llorando algunos, gritando todos, la verdad es que Poseidón no había sido especialmente benevolente aquella noche con esta pobre gente. Así de una primera visual, se podían contar, al menos ocho cuerpos sin vida, con caras grotescas y retorcidas, ¡pobres! con lo que habrían sufrido hasta montar en esa maldita barca. No, esos no temblaban, había incluso una niña muy pequeña, casi un bebé. ¿Cómo de desesperados tienen que estar unos padres para subir a una pequeña a semejante cascarón? Si no fuera por la tragedia que me rodeaba el paisaje sería idílico, el mar no podía lucir más bello, negro, pero extremadamente bello.
La verdad es que vaya diferencia con la noche anterior... en aquel bar de copas, conocí a...¿cómo se llamaba aquella chica? ¡Maldición! Maldito alcohol, y malditas copas, seguro que me dieron garrafón, si no a ver por qué no lo recuerdo... ¿Violeta?, puede que fuese Violeta, o en todo caso el nombre de una flor seguro...bueno casi seguro... pero creo que su amiga (cualquiera sabe cómo se llamaba esta otra) creo que la llamaba "Vi" ¿o no?...qué sé yo...¡¡malditos cubatas!! Seguro que me dieron garrafón... Vi, o cómo narices se llame, estaba fascinada con mi aventura de hoy, le pareció "lo más"
Estábamos encantados el uno con el otro...por cierto...¡¡Mierda!! ni le cogí el móvil ni nada...joder que pringaaaao! ¡Con lo que nos habíamos gustado!...Ahora tocará ir otra vez y mendigar por el bar hasta volver a coincidir. Aunque Fer, creo que conocía a la otra chica...sí seguro que Fer sí, él conoce a todo el mundo... esta tarde...

-¡EH! ¡¡TÚ, EL NUEVO!! 
- ¿Yo?
- ¡Tú! Sí. ¿Cómo te llamabas?
- Arturo.
- Pues no sé qué cojones miras al mar, si ya no queda nadie allí, ¿Quieres echar una mano o a qué hostias has venido? ¿TE PARECE QUE YA HEMOS TERMINADO?
- Sí, perdón. Atiendo a aquel chico.
...
- Tranquilo, tranquilo, ya todo pasó, dije mientras le cubría y le daba una taza de caldo caliente.
...y de nuevo en el lenguaje internacional de los grandes sentimientos me dijo claramente:
- Gracias.


Un saludo a tod@s.



La agonía física, biológica, natural, de un cuerpo por hambre, sed o frío, dura poco, muy poco, pero la agonía del alma insatisfecha dura toda la vida.
Federico García Lorca (1898-1936) Poeta y dramaturgo 

2.5.17

Mis cuentos XXII: La Amistad...



De nuevo otra ola, sssshaasss...no se podía estar más mojado, y otra más...sssshhhaaass... a Halim le castañeaban los dientes, en realidad todo él era un puro espasmo helado... ssshhhaaass.
Alisa le miraba, se apretujaba sobre él, en el espacio mínimo de aquella barca, o de lo que fuese eso, como si a la esponja helada de su propio cuerpo le quedase algún reducto de calor y pudiese aliviar el frío de su hijo.
La gente gritaba aterrorizada. Imploraban a Alá y otros simplemente negaban de Él o incluso le maldecían.
Alisa, sólo cerraba los ojos, rezaba en silencio, y apretaba más fuerte a Halim. Su cabeza paseaba por Homs, la de los mil colores, no por ese cementerio gris en el que la habían convertido y del que, afortunadamente, pudieron huir a tiempo. Los olores del mercado los jueves, ....sssssssshhhhhaaaaasss... Faltó poco, esta vez, para que Halim y ella saliesen despedidos de la barcaza.
Ya  la barca era puro clamor, llantos, gritos de terror... Cómo les iría a su marido y a la pequeña Kala, qué mala suerte que los embarcaron en dos distintas, pero claro, aquello no estaba como para elegir, lo mejor al menos cada uno con un niño. 
....sssssssssshhhhaaaassssss... 
- Mamá tengo frío, ¿Vamos a morir?
- Tranquilo, cariño, Alá proveerá.

Alisa cerraba los ojos, y su mente recorría a la velocidad del rayo todo lo que habían sufrido desde que la guerra llegó a su querida Homs, la huida, el frío, los miedos, el hambre, la sed...
El hacinamiento en el campamento, la verdad es que aquello sólo se diferenciaba de los campos de concentración de las películas de nazis en que, al menos, no los gaseaban.
Cuánta suciedad, cuánto sufrimiento.
Así un día, Habib, llegó y dijo que ya estaba bien, iban a huir de allí... tras la escapada del campamento, el sufrimiento de estos 8 meses hasta estar encima de esta barcaza ....ssssssshhaass... casi mejor ni pensarlo...mejor recordar el mercado de Homs, y mi patio, y mis flores...

- Mamá, mira ese barco, mira su nombre "La Amistad", sé lo que significa, Mami, de las clases de español del cole, significa que son amigos. ¿Nos ayudarán Mamá? Tienen el símbolo de los Cristianos en rojo ¿Nos ayudarán?

Del barco se oían gritos, que nadie entendía, parecía que sí, que pretendían ayudarles. Ojalá, ojalá llegasen a España, allí el primo Habib les había prometido que si conseguían llegar, él se encargaría de todo...

....sssssssssshhhaaaaassssssssssssssssssssssssssssssssss...

-¡La barca se hunde, cariño, no te sueltes de mí!

Su vida pasó a la velocidad de la luz por su mente, y después el silencio.

- Señora, señora. Despierte, ¿Puede oírme?

- ¡¡Mi hijo!!...

- Tranquila, está a su lado.

Gracias, Alá. Cómo se agradecía el calor de aquella manta.


Un saludo a tod@s


La amistad te impide resbalar al abismo.
Bruce Springsteen (1949-?) Cantante estadounidense.