23.6.13

El Ángel de la Guarda...




... Y vino, otras veces me ha ayudado, en esta ocasión creo que me usó a mí para realizar su tarea... no soy especialmente supersticioso pero es que si no, no me lo explico... Teníamos la sospecha de que el Maligno estaba actuando (el Demonio tiene cara de conejo decía la sabia abuela de A... Y bien que lo he comprobado yo últimamente...) no era más que eso, una sospecha, algunos indicios, parecía un disparate pero, quién lo iba a decir, en esta ocasión nos arriesgamos y... ¡Cayó un malvado!...
Ahora ya le toca a la Justicia hacer su trabajo, proteger a los débiles y castigar a quién se burlaba de ella...
El Ángel ya ha dejado de usarme, sólo lo hizo unas horas... espero que siga protegiéndome y estoy a su servicio para ayudarle con su trabajo...
Esa noche, en plena efervescencia contándoselo a mis amigos, M. (con su perspicacia habitual, unida a su candidez de sus 17 añitos) me preguntó: ¿Te sientes un héroe?
Me hizo gracia...
- No, sólo me siento una buena persona y creo que he cumplido con mi deber, lo cual hace que me sienta estupendamente.
A veces, cuando lo vemos publicitado no damos crédito a que pueda ser tan necesario actuar, yo lo he comprobado: Digan NO al maltrato, y si lo ven necesario actúen... recuerden que los ángeles necesitan ayudantes en su tarea...

Un saludo a tod@s

El amor aborrece todo lo que no es amor.
Honoré de Balzac (1799-1850) Escritor francés.

No hay comentarios: