22.5.13

Ayer te vi...


Ayer te vi... sí, no lo niegues, me miraste...Ibas altiva, ridículamente enhiesta en ese coche... ayer te vi...
Sé que es un sitio donde es muy probable encontrarse contigo, pero no provoqué el encuentro, lo sé, sé que a ti no te importan las responsabilidades. Te da igual, y así lo demuestras mil veces, si es justo o son procedentes tus visitas... Tú siempre decides, el cómo, el cuándo y el dónde...
Te lo agradezco, agradezco enormemente que hicieses como si no me hubieses visto...aunque sé que, lógicamente, un día vendrás a visitarme definitivamente...hoy por hoy no tengo el mínimo interés en tu compañía, ni en que nadie querido vuelva a saber de ti...la verdad es que no sé muy bien qué pintabas por allí, puesto que, uno a uno nos fuiste mirando a todos y no entablaste conversación con ninguno...
Eso sí, con el descerebrado con el que ibas en ese todoterreno inmenso puede ser que no entablases matrimonio ayer, ojalá que no, pero desde luego si conduce de ese modo, seguro que acostumbras a viajar con él muy a menudo...por si son precisos tus servicios...
Por cierto, ¡Qué ridícula resultabas de copilota con tu aspecto lúgubre y tenebroso...! ¿Y la guadaña dónde la llevabas porque no conseguí verla?...Lo mismo, en estos tiempos de recortes, te han dejado sólo una hoz para hacer tu trabajo...
Bueno, lo dicho, hasta la próxima...¡Ojalá tardemos en vernos!
Un saludo a tod@s

La muerte es algo que no debemos temer porque, mientras somos, la muerte no es y cuando la muerte es, nosotros no somos.
Antonio Machado (1875-1939) Poeta y prosista español.

3 comentarios:

Cpifa dijo...

Entre los "azulejitos" y las "guadañas" me das un poco de yuyu. Menos mal que el nº 1 no es muy asiduo a las nuevas tecnologías...

Tecno-Viso dijo...

Bueno, los demonios hay que echarlos fuera, si no te corroen las entrañas...además mientras las visitas de la oscura señora se circunscriban al mundo onírico o al "por poco..." todo va bien...
Del n1...mejor no hablar, ni contarle nada de esto

Moy dijo...

Lo bueno es, que no os habló a ninguno. Cuidate mucho