18.11.09

La Educación que nos viene (y III -por ahora-)...


Bueno pues como cierre reflexiono sobre cuál creo que será el programa de gratuidad de libros de textos...

...consideraciones:

Primero: Los niños llevan una brutalidad de peso en sus mochilas.

Segundo: Los niños no pueden escribir en sus libros, ni subrayar.

Tercero: La administración (o sea todos) se gasta una pasta increíble en el programa de gratuidad.

Cuatto: Los centros tienen serios problemas con la gestión de los libros: pagos, fiscalización, revisión de estado, reclamaciones de deterioros, almacenajes, entregas y repartos a los niños...

Quinto: Ecológicamente es un despropósito, toneladas de papel...

Sexto: Y si existiese un dispositivo que pesase poco, pudiese almacenar los libros de textos, de lectura y diccionarios, se pudiese subrayar, fuese atractivo y no caro.


EXISTE: Un e-book


Tengo claro que el programa de gratuidad pasa por ahí, sólo hay que esperar a que los e-book se abaraten un poco más (en electrónica eso ocurre enseguida) y las editoriales y la Junta vean la idoneidad para ambas partes del "chismito"


Un saludo a tod@s

¿Por qué esta magnífica tecnología científica, que ahorra trabajo y nos hace la vida mas fácil, nos aporta tan poca felicidad? La repuesta es ésta, simplemente: porque aún no hemos aprendido a usarla con tino.

Albert Einstein (1879-1955) Científico alemán nacionalizado estadounidense

4 comentarios:

Celósime dijo...

Buena idea, muy sutil, pero habrá que afinarla: habria que ver la posibilidad de que los e-book los proporcionasen las papelerias-librerias, algunas de estas sobreviven con la campaña de chequelibros.

un saludo.

Tecno-Viso dijo...

Claro que hay que afinarla...
...respecto a las papelerías "mojan" poco en los cheques; no creo que haya muchas (¿ninguna?) que pueda sobrevivir de los chequelibros.
Un saludo

José Antonio Jiménez dijo...

Al margen de cuestiones económicas, ¿qué tal sin nos planteamos lo innecesario que es un libro de texto? Lo digo, porque si la alternativa a la gratuidad de los libros de textos es el e-book estamos listos.
¿Qué os parece si la gratuidad de libro de textos se convirtiera en la gratuidad de recursos de todo tipo en los centros y, consecuentemente, los grupos tuvieran una buena diversidad de libros de consulta (incluido la consulta a contenidos digitales y el e-book) que permitiera a los centros trabajar de una forma más amplia y compleja)?

Tecno-Viso dijo...

Completamente de acuerdo, lo de ahora es un disparate, a medio evolucionar...
Pero mientras desaparecen y no (todos sabemos la cantidad de intereses que existen para mantenerlos)...
¿No crees que sería buena idea convertirlos en "e"?
Un saludo