17.9.14

Cosas de mi pueblo...


¿Saben lo que es un libro delicioso? Ese que se coge, se mira, se huele, se paladea despacio... ¡Sí, exacto! como un buen plato...

"Cosas de mi pueblo" no habla de mi pueblo, porque sé de cuál habla pero podría..., porque los que hemos crecido en un pueblo, como el que ha crecido junto al mar, o el que lo hizo en el monte, tenemos una serie de huellas, una colección de improntas, que por mucho lustre que alguno quiera darle para disimularlo, a poco que rasquemos salen.
 "Cosas de mi pueblo" está contado como las historias que me contaba mi abuelo Manuel, despacio, sin prisas, recreándose en los detalles, porque el que es de pueblo sabe cuán importante es dar los detalles... Ahora vivimos con prisas, no escuchamos, no nos paramos, queremos una síntesis de lo importante, queremos aprovechar el tiempo ¡Qué tontería! Como si ello fuese posible...
"Cosas de mi pueblo" tiene muchas virtudes, yo subrayaría su gran lección: "Escuchen a los mayores, saben mucho, sólo hay que tener la paciencia suficiente para que nos cuenten los detalles" ¡Son tan importantes los detalles!

El autor se llama Juan de Miguel y es un señor de pueblo, con detalle no sé cuántos libros ha escrito, yo he leído dos. Es padre de escritora, abuelo de escritor, ... para que un árbol de buenas ramas tiene que tener buenas raíces, y Juan de Miguel tiene las suyas muy firmes, hundidas muy profundas en la tierra que le vio crecer y sanas, tremendamente sanas... no soy experto pero supongo que por eso da unas ramas tan buenas...

Si les apetece leerlo... no sé muy bien dónde lo venden, a mí me lo regaló su hija, pero buscando en la red he visto que, cómo no, en Amazon está... si se animan no les defraudará...

Un saludo a tod@s


Un pueblo sin tradición es un pueblo sin porvenir.
Alberto Lleras Camargo (1906-1990) Político, periodista y diplomático 



1 comentario:

Ignacio Ram dijo...

Muy bien escrito Anastasio. Y descrito; todo cuanto dices podria haberlo dicho yo, pero no habria podido hacerlo tan bien.
Es un libro delicioso que tambien recomiendo. Y abundo en lo que dices; la sabiduria que dan los años (bien empleados, claro esta) se nota en cada párrafo. Y es cierto que el tiempo transcurrecon la velocidad con que ha de hacerlo. Es un libro que deberia estar en las librerias. en las nuestas, quiero decir